jueves, 15 de marzo de 2007

OCASO LENTO

No te embarques, marinero
hacia esa fria tempestad
que carcome lo que toca
y no distingue la bondad
de quienes por necesidad
se adentran en su oscuridad,
que corra veloz el tiempo
que la agonía sea leve
pues no podré protegerte
cuando el tercer reino llegue,
el reino diminuto, bullicioso,
pausado y prevalecedor
que te guía con sonidos
contaminados de espesura
preferible es ser mediocre
a ser insecto osado
No sigas por ese camino
que poco a poco se hace
opaco y desconocido
para así engañarte,
quédate quieto, no te muevas
que no te distingan de tu sombra
esas luces terrenales
que alocadas te azotan.

####

Acércate, pequeño grumete
hacia mí cálido despertar
pues no distingo nada más
que tu intención razonable
de viajar hacia un bienestar
que hoy voy a mostrarte,
en mi reino distinguiré
a quienes demuestren valor
de penetrar en mí
a paso lento y precoz,
pues mis pequeños destellos
anhelan encontrarte
y por fin cubrirte
de atenciones y metales...
lo que tú te mereces.




Ra

3 comentarios:

Escuela de Letras Libres dijo...

A la bin...a la ban...a la bin bon ban...que llegue ...el martes...
para oirle... RA RA RA.

Antoñin.

Raquelilla dijo...

Coño, que rápido que me lees, acabo de colgarlo y ya me escribes comentarios... eso sí que es eficiencia.

Escuela de Letras Libres dijo...

El segundo ejercicio me ha gustao mucho mas que el primero. Y en vez de un ocaso me ha sonado un poquito a un renacer.

Un besote Ra.

Eva.