domingo, 17 de junio de 2007

EGÓLETRA

Soy un barco que ya encontró su rumbo después de 25 mareas a la deriva.
Soy la niña que se ríe del coco.
Soy la luz del sol que traspasa sin lastimar los párpados cerrados de un corazón.
Soy la voz que susurra a gritos a los tímpanos de hielo.
Soy el pájaro que huye cuando le ofrecen cobijo en lujosas jaulas.
Soy la música que nadie comprende, sólo unos pocos metrónomos privilegiados.
Soy la noche en que descubriste que a tu padre le quedaba pequeño el disfraz de Melchor, y te echaste a reír.
Soy el secreto de los pozos sin fondo, aparentemente vacíos.
Soy el río bajo la central nuclear, que milagrosamente aún conserva su fauna.
Soy el juguete divertido de los orcos.
Soy la cebada de un cultivo escolar.
Soy la hermana mayor de la disputa.
Soy el hermano pequeño de Farruquito.
Soy la copa del cotillón que no debiste beber.
Soy el mítico perro que confunden con rata.
Soy el pececillo payaso que a los 15 segundos ya no se acuerda ni en qué estanque vive.

Asín soy yo, qué le vamos a haser.
Ra


No hay comentarios: