martes, 11 de diciembre de 2007

LA IMAGEN

Damos y caballeras, presentamos a nuestro participante número 28 en su ya última prueba escogida por él mismo, denominada "el equilibrista cordial".
Arriba de sus cabezas podrán observar cómo alzamos un circuito de enredaderas cuadrangular donde Mr Twenty Eight dará unas vueltas sujetando una tetera en su cabeza rebosante de tibio licor. Según él mismo nos ha narrado es así como suele pasar a recoger a su dulce prometida: recorre el camino hacia su casa dejando huellas en el barro al estilo Charlot, como manda la tradición. La tetera fue el recuerdo del primer ofrecimiento de su futura señora:
- Siempre la tengo rondándome el pensamiento.
Y para no aguarle sus hermosos vestidos lleva siempre consigo un paraguas, su salvador cuando le presenta sus respetos o se le desvía la mirada hacia sus enagüas.
Mírenlo, ahí va...¡qué porte!, ¡qué altanería!, ¡qué bigote!... qué despiste salió sin pantalones...
¿o serán despistados mis perjuicios? ¿o lo será mi imaginación? y si es así: ¿de dónde habré sacado a este tipo?

4 comentarios:

Pedro dijo...

Este texto me suena de algo. ¿De qué será?
Con la imaginación que tienes, a saber lo que se te ocurre para el relato de hoy.

Te escribo porque como no lo ha hecho nadie, me ha dado mucha penita. ¿A que hace ilusión recibir mensajes?
Así de tontos somos, pero ¿qué le vamos a hacer?
Hataluego!

Raquelilla dijo...

jijijijij, grasia compiiiiiiiiiiiiii

Escuela de Letras Libres dijo...

Ya me estaba acostumbrando a asomarme por aquí y no ver nada tuyo. Me alegro de llevarme esta sorpresa hoy. Entre esto y tu "libre" traducción del texto húngaro has vuelto a sorprenderme...jejeje.

Talmiércole.

Marien dijo...

Muy pintoresco tu relato,me divirtió,a la vez que lo lees se te va formando una imagen en la mente la mar de divertida,te felicito.
Un saludo.