domingo, 25 de febrero de 2007

INMOBILIARIA LETRASLIBRES

Soy er Juan Grabié, arcángel gitano y te presento una joya de segunda mano. Esta chabola, herensia de un tío mío tiene unas cualidades sus quita er centío aquí te ofrezco sólo dos habitaciones para ahorrarte limpiar tantos rincones,
en el salón, un sofá de escai la mar de confortable
con un masaje de muelles y piojos la mar de agradable
te relajas y escuchas la antología der Camarón,
y en un suspiro la sala se convierte en habitación.
Si te llama la naturaleza después de la siesta
abona fuera malacatone en una tierra fértil y disfruta de la fiesta,
donde las gitanas morenas medio despechugás
cantan fandangos en una charca abandoná,
échales el ojo mientras lavan carsones
que nadie nos tachará de ser unos mirones
y tú, miarma, si no estás acostumbrá a frotar
aquí tengo una lavadora acabaita de mangar,
con la garantía d´er barrio más puntero de Conil
cargá en una fragoneta de un coleguita de las tres mil.
En cuanto a problemas de apacamiento no tendrás muchos,
cualquier primo de farruquito te hará un huecucho.
En la cocina te he dejao una nevera con servesita fresquita
y una tartera con macarrone pa cenar con unas velitas,
porque eso sí, no hay mas iluminación que esa
ya que lo de cambiar bombillas me daba peresa.
Te prometo payo por mis siete churumbele varone
que un presio como er que te via pone, manda cojone
y la vía me quito si te parese caro
por la difunta memoria de mi bisabuela la Charo.
Te lo dejo por saisiento mil lebros, chiquilla
y en er piojito nos vemos pa cuarquier otra cosilla.
CAMARÓN VIVE.

Ra

viernes, 9 de febrero de 2007

POEMA AL NÁUFRAGO

Pobre náufrago el que padece miedo
de asumir lo real y ariesgar su credo

***

aspirando la soledad paciente
cubriose de imagen llegando a escapar
creando una ilusión difícil de matar,
es único soldado de su suerte

***

se siente engullido, decapitado,
tiene como única arma su memoria
la ansiedad selectiva lo ha marcado,
se resiste a ser invisible gloria.

***

Es aquel, el cual solo tú puedes ver,
tu náufrago no ve mas allá del ser.


Ra.




COMO PINTAR EL CIELO DE UN ROSA INTENSO

Introduzca el aplicador de tonalidad en el cilindro contenedor del color,
impregnándolo muy bien, pues hay mucho que pintar;
amárrelo a la parte posterior del aeroplano, avión, globo u otro medio de transporte de que disponga y comience a dar vuelta tras vuelta de manera irregular por el lugar que desee dar color,
cruzando varias veces por los mismos sitios para conseguir ese matiz intenso indicado para este tipo de eventos.
A mayor velocidad, menor intensidad de tinte...
así que relájese y disfrute de unos paseos tranquilos y sosegados,
cosechará un cielo más original y, por qué no, unas vistas espléndidas del paisaje natural de su ciudad.
Ra.



domingo, 4 de febrero de 2007

EJERCICIO METAFÓRICO


  • visto desde el valle, el pico nevado del himalaya me mostraba la cota más alta de una contracción en la gráfica de la madre naturaleza. vaya si me extendí con este.

  • al llegar a casa, el rabo de mi perro el un láser que se enzarza en una batalla en pro de iluminar la emoción de un reencuentro. como el de Dark Vader y su hijo Luke Sky Walker.

  • en mitad de la noche, sonaron garras arañando el silencio y el sueño de su madre. lo cual he vivido bastantes veces en los últimos dos años.

  • en esta terrible tarde de tormenta oigo miles de explosiones de bolitas de plástico de embalar que repiquetean en el techo del garaje. cuantos repiqueteos hubo en esta metáfora.

  • en la penumbra de la alcoba danzaban la "A" y la "M" acompañadas por algún que otro monosílabo. como me ardían las orejas cuando lo leí.

  • el bosque en llamas es el carril de aceleración que conduce a la edificación. escueto y rimado.

  • al intentar arrancar aquel viejo coche, su corazón empezó a rugir lastimero y enfermo. con este me confieso, no me lo curré demasiado.

  • si te miro despacio, tu cuerpo se desliza en un baile de cadenas sonrosadas. me imaginé un esqueleto danzante, que os voy a contar, paranoyas mias.

Espero que, por lo menos os hagan sonreir.


Y si no, lo hará esta foto de Nuria, mi niña:


Ra