miércoles, 27 de febrero de 2008

ELECCIONES 2008

Hay que hacer muchas cosas todavía:
encender las yemas de los dedos con buenas ideas,
acariciar esquemas genealógicos de soluciones,
construir telarañas de acero frente a la estolidez...
Hay que hacer muchas cosas:
mirar alrededor, mirar atrás, mirar adelante,
jugar al escondite entre miles de abanicos de posibilidades,
recordar qué hicimos, cómo lo hicimos, qué consecuencias tubo,
celebrar la victoria ajena, responsabilizarse de la propia...
Hay que escuchar con el cerebro
Hay que atenerse al deseo global
Hay que joderse
Hay que votar.
Ra

jueves, 14 de febrero de 2008

AQUEL MELOCOTÓN QUE PASEA

Aquella muchacha caminando absorta por la calle, enfrascada en los cascos de su reproductor, no se percata de que un albañil cualquiera de cualquier construcción la mira fijamente...y se imagina su espalda receptiva a la mezcla de cae por ella, agrietándose poco a poco a su paso, como la tierra huérfana de río, hasta desembocar en las protuberancias de su trasero, las cuales él amasa dando forma de musa al bisto que se escapa calle abajo.
Aquella chica caminando al son de su música interior no se da cuenta de que un dependiente de compacs de una esquina cualquiera casualmente intuye de sus labios la canción que escucha...y la imagina protagonista de un videoclip bañada por la brisa de un ventilador improvisado que mece su cabello rozándole sus mejillas, sus ojos, quedando finalmente prisioneros en su carmín, mientras él la encuadra en sus manos cercando su fantasía y guardándola por mucho tiempo.
Esa niña de andares desiguales nisiquiera intuye que un médico cualquiera advierte su cojera...y la imagina desnuda en su consultorio con las puntas de sus melocotones erizadas, únicamente ataviada con unos calcetines blancos a la espera ansiosa del roce de su monóculo, expectante ante la cercanía de su piel mientras jadea consciente del sudor frio que despierta en él, abriéndole las piernas agradecida, dejándole oscultar su carencia de virginidad.
Una mujer que se cruza en un momento en la vida de otra mujer cualquiera frente a su escaparate de ropa interior...y la imagina en su vestidor probandose toda su colección, gustándose a sí misma en el espejo, frotándose con los dedos su sexo, acariciándose las nalgas sentada en el probador. La busca, la llama, la desea, y ella acude para arrancarle el sujetador de un mordisco, dibujando círculos con su lengua por los pezones hasta llegar a la porción de tarta mas deliciosa que haya probado nunca.
Aquel melocotón que cruza la carretera nunca sabrá todo lo que despierta una simple mirada suya.

Ra

viernes, 1 de febrero de 2008

DIARIO DE UN ROEDOR

15-ENERO-2008
Cuando el cadáver de la abuela comenzó a oler mal decidimos sin demasiados remilgos que había que sacarla fuera de la casa. Vivíamos muy apretados, no sólo por lo incómodo del agujero, pequeño y húmedo, a duras penas calificable como verdadero hogar; sino por lo numerosa que había resultado ser la prole el último cuatrimestre, casi sin darnos cuenta habíamos llegado a pasar de ser 8 a la friolera de 29, casi no quedaba sitio para respirar, incluso algunos de nosotros habían migrado a otra parte del recinto donde, según contaban las buscadoras, atrincheraban sus propios árboles genealógicos perdiéndose la cuenta de la cantidad real de individuos. Entre las buscadoras mi madre pronto iba a tomar posesión de su nuevo cargo: buscadora guía, fruto de la pérdida de la antigua, que en paz descanse, y ya tramitaban los preparativos para una nueva salida antes del amanecer...espero tenga fuerzas para afrontar su nueva situación.
19-ENERO-2008
Otra buscadora ha sido hallada muerta cerca de un tubo amarillo, rápidamente han avisado y corrido la voz del peligro de tal objeto, según narraba mi madre desconcertada, y no era para menos, con ella ya iban 4 sin contar a mi abuela. Los mayores sospechan de ataques intencionados por parte de ellos, nos alertan y nos llaman a la cautela.
24-ENERO-2008
Desde ayer desconozco el paradero de mi madre, me dispongo a salir en su busca, aun no teniendo todavía rango de buscadora. Por el camino encuentro algunas provisiones y una pasta de color rojo jugoso, mañana vendré a probar otro poquito, está muy dulce.
26-ENERO-2008
Hoy encontraron el cuerpo de mi madre agonizante en la puerta del refugio, apenas pudo articular palabra, un gran coágulo le impidió seguir con vida. Acentuamos la vigilancia en la entrada, hay que averiguar cómo han podido introducir tal cantidad de sangre en su boca, así como aprendimos a desviar las catapultas ahorcadoras y las habitaciones-prisión. Vuelvo al lugar donde encontré el dulce, me puede la gula, pruebo un poco mas.
29-ENERO-2008
Me levanto empapada en sudor, tengo un fuerte dolor en el vientre, aviso al mayor que queda, los demás han perecido. Me pregunta qué es lo que he hecho, qué he tocado desde que me puse en pie... entre sollozos busco en mi rincón sin hallar respuesta. Empiezo a sangrar por la nariz, me acuerdo de mi madre, empieza a faltarme el aire, tengo ganas de vomitar. Entre estertores terribles logro reconocer ese color... demasiado tarde.
Ra