lunes, 13 de abril de 2009

ALABANZA

Por afilar tu látigo

por encender tu infierno

por manchar tus hábitos

por cortar tu remiendo

por llenar tu cáliz

por rebañar tus sobras

por llorar tu sustento

por permitir tu patrimonio

por proteger tu alianza

por traficar tu distancia

por cargar tus ideales

por cobijar tus pecados

por enmendar tus pisadas

por memorizar tu conveniencia...

padre, perdonanos

te rogamos, oyenos

3 comentarios:

Pedro dijo...

Muy bueno Raquelilla, tú a lo tuyo, que Dios ya está en lo de todos.

Un besito.

Alinando dijo...

Bienaventurados los ateos, porque ellos nunca matarán en nombre de Dios.

Muy descriptiva y acertada tu entrada Ra. Un beso a la family.

genialsiempre dijo...

Nos quemaremos en el infierno, pero que no digan que no advertimos...
Muy bueno Raquel, besos

José María