miércoles, 5 de agosto de 2009

TRAMPA DE CARNE

Heme aquí, borracho de ira,
intentando encontrar el oscuro destino
que me aprisiona en un marco de dos ruedas,
y me encierra en un cuerpo sediento de inocencia,
atrapado en un burdel de religiones absurdas.



Las grietas calcinadas de mi pasado
se despeñaron en una curva a gran velocidad,
sepultando mi futuro bajo un cemento cartilaginoso,
agarrotándome en toscos miembros autónomos,
impredecibles, en eterna desorientación.



Me doy asco,
me avergüenzan mis vestiduras, mi porte,
mi exagerada secreción salival.



Yo, que fuí un Atila, un galán escamoso,
un romeo de esparto, un amante en serie,
venerado por mi monstruoso encanto,
por mi habilidad para derrotar la mediocridad,
por el dominio de la yugular.



Heme aquí, excremento presencial, ente inútil,
lisiado repugnante dominado por Mr Hyde en un silencio sencillo,
oculto tras una estúpida mueca risueña,
cazado en una trampa de carne.



Me doy asco,
asco,
mi propia carne,
asco.

Que conste que no recojo la fotografía de nadie de frente para que no aludirlos.

Ra

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Espero que no estuvieses pensando en algún amigo tuyo ya mayor..., pero bueno de asco nada eh??.

Dejando aparte estos matices, el poema es bueno, como nos tienes acostumbrados.

José María

Pedro dijo...

¡Qué fuerte! Casi podría tratarse de cualquiera. Realmente me siento esclavo de mi cuerpo, pero tampoco tengo prisa por desprenderme de él.
Me ha gustado mucho el poema.

Un beso.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...apetito
ira
sol
fresa
ilesa
al llamar
el mar
y sentir
olas
holas
de vida
contigo
raquelilla...


desde mis ...horas rotas...

donde la viruta del alma crece

al estar en tan hermosas letras

de tu blog ya con el dentro de

mi :





jose
ramon
santana
vazquez..

Raquelilla dijo...

Bienvenido seas, Jose Ramón, espero que pases buenos ratos en este mi rincón

Equilibrista dijo...

uf, buenísimo... magnífico poema con tu sello, ra... lleno de hallazgos sorprendentes, muy poético y gráfico a la vez... cemento cartilaginoso...

impactante visión de la fragilidad de la vida con sus curvas a demasiada velocidad...

me ha gustado mucho, lo releo
besotes
deivid

Ricardo Mena dijo...

Me encanta el título. Y admiro el riesgo.

Bravo!

PD: ¿Dije que me encanta el título?